miércoles, 28 de marzo de 2012

Torrijas 2.0







Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Marzo nos invita a preparar un clásico de la gastronomía española, Torrijas



La torrija es un dulce típico de las celebraciones de Semana Santa en España , así como en algúnas regiones de distintos paises sudamericanos. Consiste en una rebanada de pan, normalmente de varios días atrás, que es empapada en leche o vino y, tras ser rebozada en huevo, se frié en aceite. Finalmente, se aromatiza, con diversos ingredientes como la canela, o algún licor, y se endulza con azúcar, miel o algún almibar. 

Es un alimento de origen humilde que satura pronto al comensal y le mantiene aliviado de la necesidad de probar algún otro plato de carne, sin embargo su uso es acreditado a la cuaresma, época en que los creyentes dejan de comer carne y la torrija la sustituye. 

Sobre la historia de la torrija, aparece ya documentada en el siglo XV, por Juan de Encina en “miell y muchos huevos para hacer torrejas”, al parecer como plato indicado para la recuperación de parturientas. 

Las primeras recetas se remontan al Libro de Cozina de Domingo Hernández de Maceras y Arte de cozina, pastelería, vizcochería y conservería de Francisco Martínez Motiño. La torrija era a comienzos de siglo XX muy habitual en las tabernas de Madrid y se servía con vasos de vino. 

Su asociación a la cuaresma se debe tal vez a la necesidad de aprovechamiento de pan, que, durante el tiempo en que no se podía comer carne, era por ello menos consumido, aunque las familias elaboraban la misma cantidad. 

Existen muchas variantes, comenzando por el pan, que puede ser corriente o prepararse especialmente para elaborar torrijas, hoy en día es muy habitual encontrarlo en las panaderías que ofrecen un gran pan en forma de barra elaborado con harina refinada. 

Algunas recetas sustituyen el vino por leche y otras prescinden del agua, mojando las torrijas sólo en miel caliente. Con frecuencia se acompañan de canela y clavo. Algunas variantes emplean cáscara de limón o naranja rallada para aromatizar la leche y para el rebozado final una mezcla (en iguales proporciones) de canela en polvo con azúcar. 




LA RECETA CLASICA PROPUESTA POR WHOLE KITCHEN (para 8 torrijas) 

INGREDIENTES

  • 1/4 l. de leche templada 
  • 100 gr. de azúcar 
  • 8 rebanadas de pan blanco duro 
  • 3 huevos 
  • 1/4 l. de aceite 
  • 1 cdta. de canela 
PREPARACIÓN
Mezlce la leche templada con la mitad del azúcar. Deje que el pan se impregne de ella durante 10 minutos, dando la vuelta a las rebanadas.
Bata los huevos y pase por ellos el pan. Fría en el aceite caliente las rebanadas por los dos lados hasta dorarse.
A continuación, retírelas del aceite, deje que escurran sobre un papel absorvente y manténgalas calientes hasta que se hayan freído todas.
Mezcle el azúcar restante con la canela, y espolvoree las torrijas. 







Tras esta documentada introduccion que nos ha mandado Whole Kitchen junto con una receta clásica de torrijas, os cuento mi propuesta.

Después de unos días super reposteros hoy tocaba hacer torrijas, y pensando que la ración de azúcar de esta semana ya la tenia mas que cumplida, he querido experimentar con unas torrijas un poco mas ligeras de lo habitual.






Torrijas 2.0

Ingredientes

1 paquete de pan para torrijas 
1 litro de leche
1 peladura de naranja
1 peladura de limón
1 rama de canela
1 cucharada de edulcorante liquido
3 huevos

Preparación:

Ponemos la leche en una olla junto con la peladura de naranja, la peladura de limón y la rama de canela, lo calentamos y cuando empiece a hervir lo retiramos del fuego, dejamos que se temple la infusión y le añadimos  una cucharada de edulcorante liquido.

Precalentamos el horno a 180 grados y preparamos una bandeja de horno con papel de hornear.

Ahora empapamos bien las rebanadas de pan en la leche infusionada y las pasamos por el huevo batido.  

Colocamos las torrijas en la bandeja y las metemos unos 15 minutos en el horno, hasta que esten un poco tostadas por encima.

Una vez que estén doradas, las dejamos enfriar un poco y ya nos las podemos comer templadas. Si queréis se rebozarlas en azúcar y canela, pero no les hace falta.

El resultado es bastante bueno, por dentro están muy tiernas y jugosas, son muy ligeras porque no llevan nada de aceite, si las hacéis, ya me contáis que os parecen.





32 comentarios:

  1. Que buena idea esto de hacerlas en el horno!que light!!a ver si las hacemos, así la Niña se cuidará su michelín pimientero, que ya le va colgando después de tanto dulce...

    Has tenido una muy buena idea Ro, y no me extraña q te las acompañees con la mermelada, tienen que estar con ella deliciosas!!

    Me ha gustao tu versión torrijera 2.0!!!Pero la Niña dice que para la proxima vez te estires un poco mas, que has hecho muy pocas y se ha quedado con ganas de más!!

    :-D

    BESOTES DE PIMIENTO PARA MI GALLETA!!

    ResponderEliminar
  2. Me requeteencanta esta receta!! lo mejor de las torrijas sin la carga de azúcar y aceite!!! genial ro, te estás superando :)))

    ResponderEliminar
  3. Con estas torrijas esta Vd. infringiendo el artículo 2 de la comida de fiesta: Toda comida festiva debe ser lo suficientemente pesada como para recordarla un largo tiempo, pero no tanto como para no recordarla al año siguiente. Este es un aviso de la Sociedad de Amigos de la Comida de Eventos y Festividades (SACEF).

    XD Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola!! que ricas las torrijas, tienen una pinta estupenda. Yo también he participado en el reto. Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo me quedo con las dos versiones, para saber hay que probar jajaja. Besos

    ResponderEliminar
  6. aun no las he hecho este año,pero me estais poniendo los dientes bien largos

    ResponderEliminar
  7. La idea del horno me ha ganado para tu causa, Ro. Tienen muy buena pinta y, la verdad, creo que las voy a probar próximamente. ¡Enhorabuena por tu imaginación!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Artista cocinera y artista fotógrafa, tanto estas como el del día de los Crespillos, son unas fotos muy chulas!! Sigue así, que te seguimos!!

    ResponderEliminar
  9. wowwwwww!!!!las torrijas clasicas son riquisimas pero tendremos que probar esta version porque tine una pinta mmmmmmmmm!!!!!!! rica ,rica y como es mas ligerita en lugar de una ,nos comeremos dos, je ,je
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. ¡¡¡Que ricas por favor¡¡¡
    Las que hace mi suegra son las mejores que yo he probado (pregúntale a mi hijo Pablo) pero estas son más ¿¿ligt?? jajajaja.
    Besazos

    ResponderEliminar
  11. No sé que me gusta más si las torrijas o las fotos XD ;)

    ResponderEliminar
  12. Unas fotografías muy originales y las torrijas están de muerte. Tienen una presencia de estar bien hechas y nada grasientas es decir que viene bien para las personas que no quieran engordar mucho como yo. Felicidades.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Sencillas y ligeras..., puede haber algo mejor para una torrija? así las que estamos en plena #operaciónBikini no nos sentimos tan mal! jejeje...
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  14. Ñam, ñam, qué ricas, estoy desando hacerlas este fin de semana. La fotos son preciosas.
    Un beso, Susana

    ResponderEliminar
  15. Oh Oh Oh. Torrijas. Que me encantan. Creo que voy a cenar...

    ResponderEliminar
  16. que buena pinta! me encantan las torrijas! un saludo, desde Bilbao!

    www.theblackcity.com

    @theblackcity27

    ResponderEliminar
  17. Hola Ro !!!!!!! Tengo un premio for you ;-) pásate por mi blog para recogerlo!!! Esas torrijas están de escándalo eh!!!!Besazos
    http://roxanasarrion.blogspot.com.es/2012/03/premio-liebster-blog-award.html

    ResponderEliminar
  18. Buena idea, pues si que deben ser mas ligeras, hay que probar, todo sea por lucir el bikini!!
    Besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  19. ¡Qué buena idea Rocío! Tienen pinta de ser muuucho más ligeras que las tradicionales.
    Y también muy chulas las fotos!

    Creo que no salió mi comentario en la entrada de los crespillos: ¡impresionante el post!

    besos :))

    ResponderEliminar
  20. No soy muy de torrijas pero esas han ganado mi corazón, no se les ve nada grasientas. Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Aunque diferentes a lo tradicional, la versión 2.0 son fantásticas y más ligeritas...

    Besos!!!

    bolonbombon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. Te tengo otra sorpresa en mi blog. Es que el tuyo, sin lugar a dudas, se lo merece. Espero que te guste.

    ResponderEliminar
  23. Mira si me han gustado tus torrijas que vuelvo a por una ración y para darte un premio. Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Hola guapa
    Te he dejado una cosita en el Blog
    http://simplementemicocina.blogspot.com.es/2012/04/premio-liebster-blog.html
    Besetes =D

    ResponderEliminar
  25. Hola Rocio acabo de llegar pero me quedo porque estoy viendo cosas muy chulas en tu blog, me encanta esto de hacer las torrijas en el horno, lo voy a intentar, que hace unos dias que empecé con la operación biquini y creía que este año no cataba las torrijas pero gracias a ti, siii, un besazo guapa

    ResponderEliminar
  26. Qué buena idea la del horno!!! Me encanta!! Tienen que quedar muy ligeras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Qué buena idea la del horno!!! Me encanta!! Tienen que quedar muy ligeras.

    Un beso.

    ResponderEliminar